Lunes, 16 Marzo, 2020

Empatica y el COVID-19

La emergencia generada por la pandemia del COVID-19 ha provocado una situación excepcional que nos afecta a nivel personal y profesional. La gravedad y la rapidez en la evolución de los hechos nos desconcierta y nos sitúa en un escenario de miedo e incertidumbre. Nos enfrentamos, con toda probabilidad, a una de las situaciones más complejas que nos tocará vivir como sociedad moderna.

Desde empatica.net os queremos hacer llegar cuál será nuestra actitud delante de todo lo que está pasando, cómo afectará la crisis a los servicios que ofrecemos y qué haremos para evitar la propagación del virus.

En primer lugar, os queremos hacer llegar nuestro apoyo. Son momentos muy difíciles y que conllevarán grandes cambios que serán traumáticos tanto a nivel empresarial como, obviamente, a nivel personal. Esperamos que los gobiernos estén a la altura y tomen las decisiones correctas para que los efectos de la crisis sean lo menores posibles y esperamos que, como sociedad, seamos capaces de superar los retos que vienen, haciendo alarde de solidaridad y empatía hacia los otros.

 

Con el fin de ayudar a erradicar el virus y de no contribuir en su propagación, hemos decidido cerrar nuestras oficinas de Tarragona y Tortosa, cancelar las reuniones presenciales y trabajar desde casa, evitando así desplazamientos y contactos innecesarios.

¿Cómo afectará la crisis a los servicios que ofrece empatica.net?

Hace ya más de 5 años que en empatica.net aplicamos el teletrabajo de forma sistemática. Herramientas como GSuite, onedrive, Trello, OpenERP, Slack, Skype o Anydesk, entre otros, y la aplicación de la política BYOD, hacen que trabajar desde casa no suponga una novedad ni un trastorno para nosotros y nos permite continuar prestando nuestro servicio de la misma manera que hasta ahora. Sin embargo, habrá algunos cambios:

  • No iremos ni a la oficina de Tarragona ni a la Tortosa. Por lo tanto, no os podremos atender ni en persona ni en los teléfonos 977232628 y 977446953
  • No promoveremos ni asistiremos a reuniones, formaciones u otros tipos de actos de forma presencial. Nos veremos sin problema por Skype, Zoom, Hangout o alguna de las herramientas para videoconferencia que existen.
  • No tendremos un horario fijo de trabajo. No podemos garantizarlo, ya que 5 de los 7 miembros de nuestro equipo tienen hijos en casa y durante el periodo que dure el confinamiento tendremos que organizarnos para poder conciliar la vida familiar y el trabajo, y disponer de espacios que nos permitan seguir con nuestros proyectos sin interferencias.
  • Las comunicaciones serán asíncronas. Es decir, es probable que no podamos coger el móvil en el momento o contestar mensajes con la misma rapidez que hasta ahora. La mejor manera de contactar con nosotros será vía email o Whatsapp.

El confinamiento, cierre de negocios y limitaciones a la libre circulación de personas durante un tiempo que aún está por determinar, hará que los ingresos de muchas empresas y autónomos se vean reducidos de manera drástica, provocando despidos y quiebras de empresas de todos los sectores.
Como empresarios, ahora es el momento de llevar a cabo una comunicación de crisis, a nivel interno (trabajadores) y externo (clientes y proveedores), de manera ágil, transparente y efectiva. Y es momento de reflexionar y sacar aprendizajes que nos ayuden a superar con éxito otras crisis que puedan venir en un futuro. Productividad, especialización, optimización de procesos, digitalización… Son términos que tomarán más fuerza que nunca.

Cuidaos. De ésta, saldremos